El exsenador de la República, Roberto Gerlein, quien es recordado por durar en el Congreso alrededor de 48 años, admitió para la emisora La W que en la Costa Atlántica la compra de votos es una tradición.

La afirmación se produjo cuando se le preguntó por el trino del senador, Gustavo Petro, en el que el excandidato presidencial escribió que la baja participación de los habitantes de la costa Caribe en la Consulta Anticorrupción se debió a que «la compra de votos la ha absorbido tanto que no reacciona cuando no hay dinero en las urnas».

«Petro tiene la razón (sobre que en la costa no se sale a votar si no hay plata). Es cierto que en la costa se compran votos. Qué vamos a hacer, es un hecho», dijo Gerlein sin titubear.

Seguro querrá ver los memes que dejó un confuso trino del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa.

El político barranquillero explicó que «si el elector no recibe un aliño no vota» y añadió que esta práctica empezó en municipios del Magdalena y «se ha extendido ese mecanismo electoral en todo el país».

También indicó que hay organizaciones dedicadas a ese «menester» que ofrecen becas, puestos públicos o dinero para que los electores se inclinen por ciertas candidaturas.

No obstante, Gerlein fue enfático en señalar que él no compró votos. «Yo era un dirigente político que no tenía plata para comprar votos (…) una campaña a mí me podía costar 600 o 700 millones de pesos.».

Publicidad

Este fue el momento de la entrevista en el que Roberto Gerlein explicó cómo funciona esta tradición en la costa caribe, y le pidió a las personas que no se ofendan por esta práctica, porque es generalizada en el país.

Lea más notas virales en el Canal 1