Esta es una historia de no creer. Una pareja de amantes que pretendía pasar una tarde en un motel de Santa Marta se llevó una sorpresa inesperada al solicitar un Uber que los llevara a su destino.

Yeimy y Jesús llevaban un años en medio de una relación extramarital. Ambos querían pasar la tarde en un motel de la ciudad y por eso intentaron detener un taxi para transportarte. Sin embargo, su búsqueda no rindió frutos y por eso tomaron la decisión de pedir un servicio de Uber, no sin antes confirmar que el conductor no fuera alguien conocido.

Al ver que el chófer no tenía relación con ellos, se tranquilizaron y esperaron a su llegada. Hasta ahí todo parecía normal, pero la sorpresa llegó una vez arribó el vehículo que aceptó el servicio desde la aplicación.

Leonardo, el esposo de Yeimy, le había pedido a un amigo que le prestara ese día el auto para trabajar porque necesitaba plata para cumplir con las obligaciones del mes. Lo que nunca imaginó es que iba a terminar recogiendo a su pareja mientras le era infiel con otra persona. El shock fue total y el desenlace aún no es muy claro.

Según versiones de testigos, la pareja de amantes habría logrado escapar de la bochornosa situación, pero otros señalan que Yeimy y Leonardo habrían iniciado un escándalo en vía pública.