En el minuto 65 del partido de la Selección Colombia contra Brasil por las eliminatorias al Mundial de Catar se presentó una polémica mano, que para muchos era penalti a favor de la tricolor.

Aunque la transmisión por televisión mostraba cómo el brazo del brasileño Raphinha interrumpía la trayectoria del balón, desde el VAR dieron continuidad a la jugada sin pedirle la revisión al juez.

La Conmebol publicó la conversación entre los miembros de la comisión arbitral en el VAR, quienes decidieron rápidamente seguir con las acciones en el campo de juego.

Para analistas deportivos como Carlos Orduz, esa mano en el área fue una “jugada de penal”.

Según los árbitros que oficiaban desde el VAR, Raphinha tuvo una reacción de protección y no una intención de evitar el rumbo de la esférica.

Aunque el juez en cancha, Patricio Loustau, decía que no vio la jugada con claridad, sus colegas desde la cabina no le solicitaron revisar el video.

En los audios, los árbitros del VAR dicen que “nadie reclama nada” y que el volante de Brasil estaba “achicando el cuerpo, no ampliándolo”.

Juzgue usted si se equivocaron con la decisión en el siguiente video de la jugada y la conversación en tiempo real.