La opinión de un joven colombiano, en medio de un debate que se realizaba en Instagram, generó críticas por parte de las personas que se manifiestan en el paro nacional.

Los jóvenes se han convertido en parte fundamental de las protestas que se llevan a cabo en Colombia desde el pasado 28 de abril.

Es por esto, que sus voces de inconformismo se han trasladado desde las calles hasta las redes sociales en donde pueden llegar a más personas, a través de dinámicas o debates que se han viralizado en dichas plataformas, debido a las opiniones de algunos personajes que no están de acuerdo con las movilizaciones.

Así se evidenció en una transmisión en vivo realizada a inicios del mes de mayo por Ana Guevara, influenciadora y “streamer” quien reunió a varios jóvenes para hablar sobre el paro nacional y la situación que se vive en Colombia.

Durante dicha conversación, llamó la atención la opinión de un joven del cual se desconoce su identidad.

Este afirma que los “vándalos”, palabra que se ha hecho célebre durante el paro nacional, deben recibir un castigo ejemplar.

Publicidad

“La primera vía es la judicialización de los bandidos, pero un estado que se respete y un estado bien montado, tiene que inspirar en la gente de bien respeto y en los bandidos debe generar temor, que los bandidos sepan que van a terminar en una cárcel o en una bolsa de plástico si rompen la ley”, señaló el personaje.

 

Las palabras del joven fueron criticadas por cientos de personas que lo tildaron como “ultraderechista”.

Además, se conoció otro video en donde este, durante dicha intervención, afirma que el paro nacional es una estrategia de los políticos de izquierda para desestabilizar al país.

“Todas las organizaciones que hacen parte de estos paros son de izquierda y de alguna manera, todo está concertado. Ya el señor Petro y compañía no les interesa que el país avance, lo que les interesa es fomentar el caos”.

Finalmente, señala que no se debe negociar con todos; por el contrario, se debe aplicar la ley.

“Ese cuento de los paros es una vagabundería y el gobierno no debe concertar con todo el mundo”