Un mal rato pasó el pasajero Bradley Button durante un vuelo de Nueva Zelanda a Austrilia de Singapore Airlines, la más exclusiva del mundo.

Según Button, en declaraciones al portal 7 News, cuando degustaba una porción de arroz que le ofrecieron en el avión se llevó una desagradable sorpresa al sentir un diente entre la comida.

Te puede interesar -> ¿La gran estafa? Los millonarios lujos del pastor que se grabó «reviviendo» a un muerto

El pasajero informó a la azafata, quien recogió de inmediato la pieza dental. Sin embargo, Bradley aseguró que no se sintió bien el resto del recorrido porque la idea de tener parte del cuerpo de otra persona en su almuerzo no es “nada provocativo”.

Para tratar de compensar el infortunio, la aerolínea le otorgó un cupón por 55 dólares ($168.000) para sus próximos destinos.

Publicidad

Funcionarios de Singapore Airlines afirmaron estar decepcionados con el inconveniente y prometieron llevar el diente a Melbourne para hacer los análisis correspondientes y así tomar las medidas necesarias.