Se trataba de un retén de rutina, como cualquier otro, que se estaba organizando sobre una «freeway», cuando el policía, al acercarse al auto para solicitar los papeles de rutina, se da cuenta que hay una ‘pequeña persona’ en el puesto del piloto. «Pensamos que era un discapacitado», dijo el hombre, cuando en realidad se trataba de un niño de 5 años conduciendo un auto.

El pequeño había decidido tomar el auto de su madre, luego de una discusión, para ir hasta el Estado de California, según reporta KSL: todo habría empezado cuando ella no le permitió comprar un carro Lamborghini, por lo que él mismo decidió que podía adquirir uno por su propia cuenta.

«Estaba sentado en el borde del asiento delantero para poder alcanzar el pedal del freno y mantener el auto detenido, mientras yo estaba parado frente a él», dijo el policía de la patrulla de carreteras de Utah, Rick Morgan, quien solicitó el detenimiento del vehículo. «Lo ayudé a estacionar el auto, apagar el vehículo y luego comenzamos a buscar la manera para contactar a sus padres».

El hecho ocurrió exactamente en Utah, Estados Unidos, sucedió hacia las 12:15 pm y el niño mantenía una velocidad de más de 30 mph (cerca de 48 km/h) en la autopista. El trino se volvió viral por la motivación que tuvo el niño de 5 años estaba conduciendo un auto:

«Decidió tomar el auto e ir hasta California para comprar uno. Podría haberse quedado corto para el monto de la compra, ya que solo tenía $3 dólares en su billetera», continúa el trino de la patrulla policial. Aparentemente, el menor habría quedado al cuidado de su hermano mayor, mientras sus padres estaban trabajando.