Un insólito caso sucedió en Australia y le está dando la vuelta al mundo; el hecho fue descrito por una anónima en el portal Mamam!a, en el cual una mujer narró lo ocurrido.

La escritora anónima contó que cuando tenía 15 años decidió entrar a la habitación de sus padres y por casualidad encontró varios VHS (cintas de video). Al reproducir uno de ellos, comenzó a ver una sala de un hogar.

Sin embargo, tras otros segundos de reproducción, descubrió que se trataba de sus padres haciendo porno.

“Comenzó con un sofá. Se parecía mucho a nuestro sofá, que era extraño. Podía distinguir a una mujer desnuda en el sofá. Entonces un hombre, que estaba claramente jugando con los controles de la cámara, se alejó con el trasero desnudo en toda su gloria (…) Luego el tipo saltó sobre la mujer y comenzaron a tener relaciones sexuales misioneras”, comienza la narración de la mujer,

Te puede interesar: Conoce las posiciones sexuales más extrañas

“Era el porno menos sensual que había visto, y aunque no tenía mucho para compararlo, estaba bastante seguro de que era amateur”, añadió.

Publicidad

Dijo que se estimuló con la grabación, pero sólo hasta el final se dio cuenta de lo que había sucedido.

“Entonces el hombre se levantó y caminó hacia la cámara, haciendo garabatos dando vueltas. El estaba sonriendo. Luego los siguientes pensamientos sucedieron rápidamente durante unos cuatro segundos. Parecía familiar… Oh Dios mío, es mi papá”.

“Me las arreglé para llegar al botón de parada. Pero el daño fue hecho. Mi vida se acabó, lo había hecho con un video de mis padres teniendo sexo”, concluye la mujer.

Según termina en su narración, la mujer, ahora de 30 años, decidió contar su historia, primero a su hermano con el cual terminó en risas y luego publicarlo en su blog.

En Francia aprobarían una ley que prohíbe a los padres pegarles a sus hijos