En redes sociales,  una mujer quiso denunciar una supuesta estafa al publicar una foto de una factura de un restaurante en el que, según ella, los precios estaban por las nubes.

La usuaria de Twitter @mermeladita generó gran controversia, pero sobre todo burlas en su contra por criticar a un restaurante, luego de que en la factura apareciera que el total de la cuenta era de más de $600.000.

En redes sociales,  han salido varias denuncias de los cobros abusivos que hacen algunos establecimientos de comidas hacia los turistas en lugares muy famosos en Cartagena.

Cuentas que son en millones de pesos por sencillos platos, como mojarras o pollos, han sido algunos de los ejemplos de estafas de las que han sido víctimas turistas en playas de Barú.

La usuaria, que se hace llamar “mermeladita” quiso aprovechar las recientes denuncias de esos lugares para dar a conocer un caso, según ella similar.

#DenunciaCiudadana ||••• No solo en Cartagena de Indias los precios de la comida son elevados, miren los precios de Rancho Botero de Chinácota, Norte de Santander, un verdadero despropósito”, escribió la usuaria junto a la foto de la factura.

Pero los internautas no comieron entero y al revisar con detenimiento la cuenta que sumaba en total $650.500, se dieron cuenta que algo no encajaba.

Si bien el precio puede parecer alto, en la factura fácilmente se puede ver que se trata prácticamente de un banquete, pues a diferencia de denuncias reales, en las que cobran millones por uno o dos platos, aquí habrían comido más de 12 personas.

Sí, la comida está cara y ahí platos que pueden estar sobrevalorados en algunos casos, pero muchos se le burlaron por mostrar esto como una denuncia ciudadana, cuando en realidad solo mostró que comieron en un lugar caro.

De hecho, algunos internautas se dieron cuenta que ella misma había criticado al famoso actor Fernando Solorzano por haberse quejado de los sobrecostos en Cartagena.


Frente a las masivas críticas y burlas, la usuaria luego se justificó diciendo que no, que ella no estaba criticando la alta suma, sino que le habían cambiado los precios de la factura, frente a los que aparecían en la carta.

Sin embargo, ya su caso era viral y ante su justificación, muchos le recordaron que en el trino original no explicó bien.