El expresidente Juan Manuel Santos reapareció en redes sociales con una historia que dejó sorprendidos a muchos de sus seguidores y opositores.

Todo comenzó con un trino de una mujer identificada como Ana María González, quien en el año 2006 le estrelló un huevo a Santos durante un discurso en el Capitolio.

Recientemente, ella se contactó con él a través de su cuenta de Instagram, diciéndole que quería reencontrarse y regalarle otro huevo, pero de dulce.

Aunque muchos creyeran que el exjefe de Estado se iba a negar a verse con alguien que lo había agredido, él tomó una decisión distinta.

El encuentro terminó de una manera sorprendente, tal como lo resumió Juan Manuel Santos en el siguiente video: