La verdad es que no podrás parar de reír con el video de esta mujer (chistosa) con anestesia en la boca, que le ha dado la vuelta al mundo.

Se trata de Tamara García, una española que inocentemente quiso compartir, en una publicación en sus redes sociales, cómo su rostro quedó con una expresión rara luego de haber sido anestesiada en el odontólogo.

Entonces, mientras una parte de su cara hacía un gesto dramático, la otra mitad no paraba de reírse y al verla repetidamente es incontrolable el efecto que genera y del que sus hermanos también se jactaron durante toda la grabación.

«Nada, hoy fui al dentista y la verdad es que muy bien», empieza diciendo. Luego de varios intentos para retomar el video, se pregunta por su ceja y no entiende por qué se mantiene en esa posición e intenta bajarla.

«No te grabes, Tamara», le dice su madre mientras ella se queja por lo que sucede y, al fondo, su hermano no puede contener la carcajada al ver la expresión.

Luego, a la llegada a casa, la joven muestra cómo se mueren de risa sus familiares mientras ella sigue mostrando su rostro paralizado.

«Mira, lo máximo que puedo…» y la interrumpe una mujer en el fondo diciendo «que no sonrías, Tamara» y estalla nuevamente en risas.

Publicidad

La protagonista continúa «yo me estoy riendo, pero pareciera que estoy pidiendo socorro«.

Según comentó la mujer, estuvo unas 7 horas con el efecto de la anestesia, pero lo que provocó la viralidad de su video ha perdurado por más de dos meses.

Incluso, la entrevistaron en televisión, contando su experiencia en el programa «La Sexta». En él, ella comentó que había «un poco de magia en esa anestesia porque yo estaba fuera de mí».

Tamara publicó el video en su cuenta de TikTok y a la fecha ya acumula 9,2 millones de reproducciones y quizá se configura como uno de los más graciosos del año.

«La gracia está en reírse de uno mismo, lo hice para que lo disfruten los demás».