La estrella del Crystal Palace Women en Inglaterra, Leigh Nicol, confirmó que es una de las cuatro mujeres británicas que demandan al sitio para adultos, Pornhub.

La centrocampista escocesa de 25 años se vio afectada emocionalmente cuando se filtró en internet un video suyo teniendo relaciones.

A pesar de la clara violación a su intimidad, Pornhub señaló que esos videos privados se cargaron en su sitio web sin su consentimiento. Por eso, la futbolista tomará medidas legales en el asunto.

La demanda consta de 179 páginas en California contra la empresa matriz de Pornhub, MindGeek, la cual incluye quejas de 34 mujeres.

De las 34 mujeres, 14 de ellas eran menores de edad cuando sus videos se cargaron en línea, mientras que otras 14 eran víctimas de delincuentes sexuales condenados.

Además, mira: Corriendo y en ropa interior, mujer irrumpe en partido de la Eurocopa

Cuatro de las mujeres en la demanda son británicas y cada una se ha llamado “Jane Doe”, seguida de un número.

Aunque Nicol se denomina como “Jane Doe No. 28” después de renunciar a su derecho al anonimato.

El video filtrado

El video de Nicol se remonta a 2014, cuando solo tenía 18 años, ya que los piratas informáticos en línea obtuvieron fotos e imágenes explícitas de ella.

La jugadora de fútbol terminó cerrando sus redes sociales después del ataque porque, como dijo en una entrevista para Sky Sports, era “reconocida por esa única cosa”.

Pornhub eliminó el contenido de su plataforma, pero el daño a Nicol ya estaba hecho cuando usuarios inescrupulosos replicaron el video en distintas redes.

En las últimas horas, Leigh Nicol acudió a sus redes sociales para compartir una declaración sobre la demanda contra el propietario mayoritario de Pornhub.

En su declaración, cargada de emociones, escribió que su vida estaba “arruinada” después de que sus videos íntimos aparecieran en Pornhub.

“Me trajo casi dos años de vergüenza, depresión, ansiedad, pensamientos horribles, vergüenza pública y cicatrices”, explicó.

Nicol afirmó que envió “numerosos correos electrónicos” a Pornhub para eliminar las imágenes explícitas de ella, aunque recibió “respuestas genéricas y automatizadas”.

Si bien se terminó eliminando el contenido, este se produjo después de que al menos uno de los videos se ubicara entre los tres más populares de la plataforma.

En su defensa, Pornhub insistió en que tiene una “tolerancia cero para el contenido ilegal” y está “decididamente con todas las víctimas de abuso relacionado con Internet”.