Una foto compartida en redes sociales más de 100.000 veces desde agosto de 2018 presenta a una supuesta niña siria, sobreviviente de guerra, que habría sonreído a petición de un fotógrafo. También circula la versión de que es palestina. Sin embargo, según el autor de la imagen tomada en 2017, en realidad se trata de una niña iraquí a quien no le pidió que sonriera a la cámara.

“‘Sonríe’ le pidió el fotógrafo. Y ella, esta niña siria, lo hizo… Jamás he percibido tanta tristeza (…)”afirma una de las publicaciones que comparten esta imagen más de 100.000 veces en Facebook (12) y Twitter (1); en inglés (12), francés y portugués.

Otra de las versiones compartida cientos de veces en Facebook señala que la pequeña en la imagen es una niña palestina.

Pero ninguna de esas afirmaciones es cierta.

A través de una búsqueda inversa en Google encontramos la imagen en una publicación en Reddit, en la que un usuario citaba como fuente a la agencia de noticias Reuters. Precisamente, en el sitio web de la agencia, hay una selección de imágenes llamada “Éxodo de Mosul”, entre las que se encuentra la misma foto.

“Una niña iraquí desplazada, que huyó de su casa, llora durante una batalla entre las fuerzas iraquíes y los militantes del Estado Islámico, cerca de Badush”, dice la leyenda de la imagen fechada el 16 de marzo de 2017, sin mencionar el nombre del autor de la imagen.

También con la búsqueda inversa, pero en el motor ruso Yandex, se encontraron reportes sobre el tema en donde atribuyen el crédito de la fotografía a Ali Al-Fahdawi.

A través de Instagram, el equipo de verificación de la AFP se puso en contacto con Al-Fahdawi para obtener más detalles sobre la fotografía.

El autor confirmó que la imagen fue tomada el 16 de marzo de 2017 en el siguiente contexto: “Estaba en un enfrentamiento con el Ejército en la línea de frente y esta niña estaba huyendo con su familia de los bombardeos, dirigiéndose hacia nosotros, y en la foto estaba llorando. Cuando me vio, sonreí un poco y en su rostro había una sonrisa y tristeza. Fue el momento decisivo para tomar la foto”.

En ese entonces, más de 150.000 personas huyeron de los combates en el oeste de Mosul y su alrededores, en Irak, tras el inicio de la ofensiva de las fuerzas iraquíes para recuperar la ciudad, en ese momento ocupada por el grupo Estado Islámico (EI). Más de 98.000 personas buscaron refugio en los campamentos establecidos cerca de Mosul.

Corroborando la historia contada por Al-Fahdawi sobre el momento en que tomó la foto, una página en Facebook llamada “Mujeres de Mosul” publicó la imagen con la siguiente descripción: “La niña de Mosul o Mona Lisa de Mosul es una imagen capturada por el fotógrafo de guerra iraquí Ali Fahdawi. Ganó millones de espectadores en redes sociales. La inocente mirada de la niña detuvo al fotógrafo que se estaba uniendo a nuestras fuerzas en una operación para liberar la región de Badush”.

La publicación también añade: “Esta niña junto con su familia escapó de las fuerzas del EI a través de un camino tortuoso y enlodado entre las colinas, con mal tiempo y fuertes lluvias. La niña caminó descalza 40 kilómetros durante dos días. Cuando el fotógrafo fijó su cámara en ella, su rostro mostraba una mezcla de emociones entre tristeza y miedo por el EI y los bombardeos, y una sonrisa al mirar la primera cámara que la apuntaba”.

El fotógrafo también dijo a la AFP que buscó a esta niña durante tres años después de haberla fotografiado. En su perfil en Facebook, Al-Fahdawi publicó el pasado 4 de septiembre el registro de su encuentro.

Una de la publicaciones virales menciona a la adolescente sueca activista Greta Thunberg, quien volvió a ser el centro de atención luego de que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, la llamara “mocosa” y al siguiente día ser escogida por la revista norteamericana Time como “persona del año”.

El 13 de diciembre, después de haber sido contactado por el equipo de verificación de la AFP, Al-Fahdawi publicó en su cuenta en Instagram la imagen viralizada explicando su contexto y criticando la asociación que se hizo entre ella y la activista sueca Greta Thunberg.

Según un estudio del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) publicado en marzo de 2019, más de 370.000 personas han muerto desde que comenzó la guerra en 2011. Además, casi 13 millones de personas han abandonado sus hogares. Citando al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el OSDH indicó que 6,2 millones de personas se han visto desplazadas dentro de Siria, mientras que 5,6 millones de personas están refugiados en la región.

En resumen, de acuerdo con lo relatado por el autor de la imagen viral, Ali Al-Fahdawi, la niña que aparece en la fotografía es iraquí, no siria, y no le pidió que sonriera para la cámara, puesto que no hubo una conversación entre ellos.

Con información de AFP.