Uniformados de California acudieron de inmediato a un zoológico después de recibir una llamada a la Policía, para luego encontrarse con que quien marcó fue un travieso mono.

Los operadores enviaron a los oficiales a investigar una posible emergencia después de recibir el sábado en la noche una llamada que luego se cortó.

Agentes del condado de San Luis Obispo rastrearon la llamada hasta las oficinas de Zoo to You, una reserva a 320 kilómetros de Los Ángeles.

Le puede interesar: La estrategia que utilizó una cajera con una clienta que solo iba a cambiar billetes grandes

Al no encontrar a ningún humano en riesgo, la policía comenzó a investigar la misteriosa llamada hecha desde el zoológico.

“Entonces todos cayeron en cuenta… debió ser Route, el mono capuchino”, dijo la oficina del alguacil en una publicación en redes sociales.

“Aparentemente, Route tomó el teléfono celular del zoológico que estaba en un carrito de golf que se usa para trasladarse por el lugar”.

Vea también: “Trae a la maestra”: práctica de estudiantes de odontología no salió como esperaban

Los capuchinos son criaturas particularmente curiosas, que disfrutan dar toques y presionar objetos que toman.

“Y eso fue lo que hizo Route… y dio la casualidad de que marcó la combinación correcta de números para llamarnos”, explicó la oficina.