El gobierno libanés decretó el miércoles el estado de urgencia durante dos semanas en Beirut y pidió al ejército que ponga en arresto domiciliario a los responsables del almacenar el nitrato de amonio que el martes provocó una enorme explosión.

El gobierno decreto el “estado de urgencia en la ciudad de Beirut durante dos semanas”, anunció en una rueda de prensa la ministra de Información, Manal Abdel Samad, y dijo que el gobierno “pide al liderazgo militar que imponga arresto domiciliario a los que organizaron el almacenamiento del nitrato de amonio” en el puerto de Beirut, donde se produjo la explosión.