Dos fotografías de una anciana con la cara ensangrentada han sido compartidas más de 4.300 veces en Facebook desde el 23 de mayo pasado, asegurando que fue agredida por la policía colombiana en el marco de las protestas por el paro nacional.

Sin embargo, la verdad es que la mujer resultó herida durante un desalojo en Concepción, Chile, en julio de 2019.

Te puede interesar: Manifestantes roban bus de Transmilenio y se pasean por todo Bogotá

“Así quedo una abuelita luego de que la golpearan policías de la estación de Tequendama de Bosa por vender ropita en el anden. Lloran porque atacan los cais (Centro de Atención Inmediata, puestos policiales) pero no dicen nada cuando los policías roban y golpean ciudadanos como a doña Gladys #DespiertaColombia”, dice una de las publicaciones falsas.

Pero búsquedas inversas de las imágenes en Google y Yandex determinaron que ya habían sido divulgadas el 4 julio de 2019.

Las fotos aparecieron entonces publicadas en medios chilenos que reportaron que ese día se realizó un operativo policial para desalojar a vendedores ambulantes instalados en la intersección de las calles Caupolicán con Maipú, en la ciudad chilena de Concepción.

Aunque los reportes indican que la mujer “vendía productos en la calle para poder sobrevivir” y que tenía 80 años, difieren en la causa de sus heridas.

Además, mira: Alejandra Azcárate salió del país tras escándalo de su esposo y sabemos dónde está

Algunos dicen que cayó a la vía pública durante el desalojo; otros que fue empujada por un miembro de Carabineros, la policía de Chile.

Las dos fotografías ya habían circulado equivocadamente entre usuarios colombianos durante las protestas contra la violencia policial de septiembre de 2020.

En aquel momento, el equipo de verificación de la AFP se comunicó con Koncevisión vía Facebook, desde donde aseguraron que la grabación es de su propiedad y fue realizada el 4 de julio de 2019 en Concepción.

Al hacer una comparación de esa grabación con las imágenes de Google Street View de las calles Caupolicán con Maipú, en la ciudad de Concepción, se puede confirmar que los hechos ocurrieron en este lugar:

Por su parte, las publicaciones señalan que el hecho ocurrió en “la estación de Tequendama de bosa”, en la capital. Pero la Policía de Bogotá afirmó a AFP Factual que ninguna de sus estaciones tiene como nombre “Tequendama”.

La fuerza pública colombiana ha sido señalada por la represión de las manifestaciones que convocaron desde el 28 de abril pasado a cientos de miles de personas, a raíz de una propuesta de reforma tributaria que Duque luego retiró.

La comunidad internacional manifestó su preocupación por la violencia de las fuerzas del orden. Estados Unidos, la ONU, la Unión Europea y organizaciones de la sociedad civil como Human Rights Watch han pedido moderar el accionar de los uniformados.

A un mes de movilizaciones, el saldo es de al menos 43 muertos (41 de ellos civiles) y más de 2.000 heridos, según los reportes oficiales.

En tanto, una plataforma de derechos humanos da cuenta, al 26 de mayo, de “43 asesinatos” con la “presunta autoría de la fuerza pública”.

La consejera presidencial para los derechos humanos, Nancy Patricia Gutiérrez, anunció que se adelantan unas 153 investigaciones por “presuntas faltas disciplinarias de la policía”.