El domingo 5 de mayo se lanzó el cuarto capítulo de la octava temporada de Game Of Thrones y, además de desilusionar a muchos por lo lento que transcurrió, generó toda clase de burlas y críticas, pues se filtró un objeto por error en una de las escenas.

Todo ocurrió en el minuto 17, cuando justo en frente de Daenerys Targaryen (interpretada por Emilia Clarke) aparece un vaso de café que, aunque no se alcanza a ver la marca, muchos lo relacionaron con la cadena Starbucks.

El error, calificado de “decepcionante” y “grosero” por muchos fanáticos, generó toda clase de burlas en las redes sociales.

Incluso, muchos recordaron que cada episodio le cuesta a HBO cerca de 15 millones de dólares, por lo que les pareció un grave error de la producción.

Estas fueron algunas de las reacciones que se vieron en redes sociales: