El presidente de Filipinas Rodrigo Duterte, durante un discurso en Tokio, aseguró que antes era “un poco gay”, pero que se habría curado gracias a las “mujeres hermosas”.

Durante su intervención también arremetió en contra de un Senador opositor a su mandato.

“¡Me convertí en un hombre otra vez! Así que las mujeres hermosas me curaron”, dijo Duterte.

Durante sus tres años como presidente, Duterte ha sido controversial por sus comentarios homofóbicos, utilizando la homosexualidad como insulto en contra de los sacerdotes católicos; también el exembajador de los Estados Unidos en su país fue objeto de sus comentarios.

El polémico presidente es conocido por afirmaciones machistas como: «los hombres están mejor preparados para gobernar”; también es recordado por ofrecer «42 virgenes» a los turistas que visiten su país.

El mandatario dijo que después de su episodio “homosexual” odió a los hombres guapos y que por esa razón hoy en día prefiere a las mujeres hermosas.

Sigue leyendo: ‘Con 16 años maté a alguien’: Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas

Publicidad

Foto: AFP