Aaron McCarey, arquero del Glentoran de la liga de Irlanda del Norte, fue expulsado este sábado después de agredir a un compañero por no haber impedido un tanto del rival que supuso el 2-2 contra el Coleraine.

 

Después de encajar ese gol en el minuto 80, McCarey salió corriendo de su área en dirección a la posición de su compañero Bobby Burns, que perdió la pelota en la zona central y dio origen de la jugada que significó el empate rival.

 

McCarey, visiblemente enojado, pareció golpear a Burns en la cara antes de cogerlo por la camiseta, cuando su compañero estaba en el suelo.

 

¡Ojo al video!

 

“Aaron le ha dado la mano (a Burns) en el vestuario y le ha dicho que nunca debería haber ocurrido”, explicó el entrenador del Glentoran Mick McDermott.