Hasta los trabajadores del cine para adultos están buscando formas creativas de sobrellevar los efectos económicos de la pandemia.

Ese es el curioso caso de Annie, una actriz de esta industria, quien decidió emprender con unos particulares tapabocas que llevan el olor de sus partes íntimas. La mujer promociona su producto como un elemento ideal para que las esposas de los compradores no se den cuenta.

Sin embargo, la idea no es tan original. Hace poco la famosa actriz de Hollywood, Gwyneth Paltrow, causó conmoción al vender velas con el olor de su vagina.

Aunque no se sabe cómo le ha ido a la mujer, lo cierto es que su emprendimiento ha generado curiosidad en redes sociales, donde su video ya tiene cientos de reacciones y comentarios.

Imagen: captura de pantalla.