Especies como medusas, pulpos, cangrejos y otras más se pasean por los canales de Venecia ante la descontaminación por el Coronavirus.

Un cangrejo intenta atrapar con sus pinzas a este intruso indiscreto, las medusas emergen a ras de la superficie mientras bancos de peces pasan tranquilamente por debajo, los moluscos se aferran a los famosos pilotes de la Serenísima y las algas de todos los colores se balancean a merced de la corriente.

En Venecia, ante la ausencia de turistas, el agua y su lodo ya no son removidos por los miles de barcos,  góndolas y embarcaciones que la recorren.

Una oportunidad para Andrea Mangoni, zoóloga que hizo viral una foto de una medusa propulsándose suavemente en un canal límpido de la ciudad.

“Los sedimentos permanecen en el fondo. Ahora, podemos ver a 50 ó 60 centímetros, e incluso a un metro bajo la superficie”, dice.

“Como resultado se pueden observar animales que estaban literalmente ocultos en las aguas enturbiadas”, explica.

Un pulpo en la ciudad

“El ruido, que es otra forma de contaminación y perturba mucho a organismo vivos de la laguna”, permite la aparición hasta de pulpos, asegura Marco Sigovini.

“La fauna y la flora de la laguna de Venecia son mucho más diversas e interesantes de lo que creemos” añade Marco Sigovini.

A pesar de la aparición de estas especies, se descartó la aparición de cocodrilos como circulan en publicaciones falsas en redes sociales.

Con información de AFP