Una confusión de identidades en Eslovenia puso de luto a una familia que, tras el que creían era el funeral de su abuelo, descubrieron que habían enterrado a otro hombre de la residencia de ancianos donde vivía. 

El caso llevó al ministro de Sanidad a ofrecer su dimisión, que fue rechazada.

Los dos hombres, ambos de la misma edad y confinados a una silla de ruedas, fueron trasladados al mismo hospital desde la misma residencia de ancianos, situada en la ciudad eslovena de Zidani Most.

Le puede interesar: Abuela celebró su cumpleaños número 89 junto a todos sus perros

“Alguien enterró a su padre ayer y hoy se ha enterado de que estaba vivo, mientras que otra familia se ha dado cuenta hoy de que era su padre el que había muerto”, declaró en rueda de prensa el ministro de Sanidad, Danijel Besic Loredan.

Los dos residentes, uno de ellos con demencia avanzada, fueron trasladados al hospital la semana pasada con diferentes problemas de salud. 

Uno de ellos falleció dos días más tarde, pero informaron a la familia equivocada.

Vea también: Desinformación en TikTok preocupa a investigadores  

Tras el control forense, la familia organizó una incineración y celebró un funeral.

La confusión no se descubrió hasta que el segundo abuelo se recuperó de su enfermedad y regresó a su residencia. Allí, el personal se dio cuenta de que llevaba la etiqueta de identidad equivocada en la muñeca.

“Es totalmente inaceptable”, dijo el ministro a los periodistas, cuya dimisión no fue aceptada por el primer ministro. En su lugar se ha ordenado una investigación sobre el caso.