Aurora Chacón Esparza de 35 años es la embarazada con COVID-19 que luego de dar a luz falleció en un hospital de Brooklyn, Nueva York, EE.UU.

La mujer comenzó a presentar tos y dificultad para respirar desde junio, por lo que los médicos debieron hacerle una cesárea para proteger la vida del bebé a sus 7 meses y medio.

 

 

Esparza permaneció varios días en el centro médico internada con un respirador artificial. Sin embargo, su lucha fue en vano, pues murió tan pronto nació su tercera hija.

Juan Durán, el esposo de la víctima, la recordó como una mujer amorosa y cariñosa con sus seres queridos.

Publicidad

«Siempre la extrañaremos y la recordaremos por la persona fuerte, amorosa y cariñosa que era. Agradezco todas sus oraciones y buenos deseos desde el primer día», expresó en un escrito.

 

 

Los familiares de Aurora manifestaron que ella era una mujer sin enfermedades y muy saludable, por lo que reafirmaron lo letal que puede ser para cualquier persona contagiarse de coronavirus.

«Ella era una mujer sana de 35 años sin condiciones preexistentes”, puntualizaron al diario El Clarín.

Andrea, como se llama la bebé, aunque nació prematura está en perfectas condiciones y muy saludable.