Su paso por Colombia marcó muchas generaciones que por fin cumplieron el sueño de ver en vivo a una de las bandas más importantes del mundo: U2.

30 años después de haber estrenado ‘The Joshua Tree’, el álbum más exitoso de la banda irlandesa, por fin se coreó en Colombia.

Los irlandeses dieron vía libre a 11 canciones del disco que los motivó a hacer esta gira más otros 15 temas insignias de su carrera.

En medio del inolvidable concierto Bono nombró a nuestro nobel de literatura, Gabriel García Márquez y con la mano en el pecho recordó a otros personajes de nuestro país como Fernando Botero y James Rodríguez.

El show se convirtió en una montaña rusa de emociones, se proyectaron las imágenes de nuestras mujeres Caterine Ibargüen y Totó La Momposina, orgullo mundial.

Fueron las horas musicales más sublimes de la historia del rock and roll en el país, unos 40 mil espectadores vibraron con un espectáculo que recuadó unos $3000 millones en boletería, de los cuales un porcentaje será donado a las 16.000 familias afectadas por los recientes terremotos.

Terminado el concierto los artistas salieron a cenar al norte de la capital y allí compartieron con varios famosos que estaban también de remate en el lugar.

Publicidad

Y como “al que madruga Dios lo ayuda”, el vocalista de U2 asistió a misa en el Gimnasio Moderno, allí comulgo y dicen que pidió por la paz de nuestro país.

Sobre el medio día, él y su banda abordaron un avión para continuar con su gira mundial.

Noticias UNO