contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Entretenimiento

Condenan en Nueva York a personas que vendían falsos seguidores y ‘likes’

31-Ene-19

Compañías responsables de vender actividad falsa en redes sociales alcanzaron un acuerdo con el estado de Nueva York en un caso en el que por primera vez se considera esta actividad como ilegal, informó el miércoles el fiscal general.

La extinta Devumi, junto a otras tres compañías propiedad de German Calas, vendían falsos seguidores y “me gusta” en plataformas como Twitter y Youtube mediante bots y cuentas que se hacen pasar por otras personas, informó la fiscal Letitia James en un comunicado.

Estas cuentas falsas, que ayuda a los que las compran a ganar popularidad artificialmente, “se han multiplicado en las redes sociales”, dijo James.

Te puede interesar:

Facebook pagó a algunos usuarios para monitorear su actividad en el celular

“Este acuerdo marca la primera decisión por parte de una agencia de aplicación de la ley de que vender actividades falsas en redes sociales y usar identidades robadas para participar en actividades en línea es ilegal”.

“Estamos enviando un mensaje claro de que cualquier persona que se aproveche del engaño y la suplantación de identidad está violando la ley y será responsable”, dijo.

El texto del acuerdo alcanzado entre las cuatro compañías y la fiscal general, al que la AFP tuvo acceso, no hace mención a multa alguna impuesta a Calas, solo que ésta y otras compañías involucradas prometen no seguir con estas prácticas.

El acuerdo sí incluyó múltiples detalles sobre el funcionamiento de las compañías, que supuestamente vendieron alrededor de 15 millones de dólares en cuentas falsas e “interacciones” en redes sociales (me gusta, compartir, comentarios y retuits, por ejemplo) entre 2015 y 2017.

Los clientes que recurrieron a estas empresas incluyen “actores de cine y televisión, músicos, empresarios, políticos, expertos y analistas, atletas” y otros, añadió el comunicado.

Las compañías vendían “paquetes de seguidores” con los que los clientes podían aumentar en 500.000 el número de seguidores en Twitter por 4.000 dólares, según el texto. Los 100 seguidores en YouTube se vendían por 29 dólares y los 250 “me gusta”, por 30.

El acuerdo revela que un usuario de Twitter con un millón de seguidores puede ganar 20.000 dólares o más por subir un tuit promocional para una marca, e incluso con 100.000 seguidores se puede embolsar más de 2.000.

Autor: AFP

También te puede interesar