Científicos de la Nasa están trabajando en un prototipo de llantas de metal liviano cuyas principales características estarían que no se pincharían ni se desgastarían. Estas ruedas ya se usan en exploraciones espaciales y se espera que en el futuro se pueda usar en los vehículos.