No es mucho lo que se sabe de la vida del príncipe Harry y Meghan Markle en Los Ángeles (EE.UU), luego de que renunciaran a los beneficios de la realeza británica. Hasta ahora, que se conoció el testimonio de un amigo cercano a la pareja.

«(Harry) extraña tener una estructura en su vida», señaló una fuente de la revista People, que reveló detalles de la situación de los expríncipes de Sussex en medio de la actual crisis del coronavirus.

Según la publicación, el nieto de la reina Isabel II nunca imaginó que echaría tanto de menos la vida que tenía en el palacio de real, incluyendo su disciplina.

Al parecer, el príncipe de 35 años de edad recuerda, en especial, a los amigos que conoció en Inglaterra, durante sus años de entrenamiento militar que le dieron los  cargos de capitán general de la Marina Real y comandante honorario de las Fuerzas Aéreas.

«Él no tiene amigos en Los Ángeles como Meghan y no tiene trabajo (…) se encuentra un poco a la deriva, pero no siempre será así y él lo sabe», aseguró una persona cercana a la pareja.

Sigue siendo un adinerado

People aclara en el artículo que, aunque han tenido que bajar el ritmo por la pandemia, la situación de la pareja no los ha dejado sin proyectos. Meghan Markle regresó a trabajar como una de las voces de Disney, mientras cumple con su rol de madre.

En cuanto a Harry, él está a cargo de los Juegos Invictus, una especie de juego deportivo para los militares enfermos o heridos en combate.

Adicionalmente, ambos están trabajando en su fundación Archewell, cuyo nombre fue inspirado en su hijo Archie, con la que pretenden crear un servicio de voluntariado.

Hace unas semanas, Harry y Meghan fueron fotografiados cuando repartían ayudas en Los Ángeles, mientras pasa la ‘tormenta’ económica de la pandemia.