Entretenimiento

Shakira saca a la luz la peor crisis que ha tenido con Piqué

Digital Canal 1 - 13 de noviembre del 2019

Shakira es sin duda la colombiana más famosa del mundo. A sus 42 años y con casi un cuarto de siglo de carrera, esta artista ha vendido más de 60 millones de discos; sin embargo, su camino no ha sido fácil y hace poco vivió el peor momento de su vida.

La barranquillera sufrió, a finales de 2017, una hemorragia en las cuerdas vocales que la obligó a aplazar siete meses su gira internacional «El Dorado» y que la dejó sin voz por varias semanas, algo que no solo la afectó a nivel profesional, sino también emocional.

Te puede interesar: Video de Shakira con diminuto traje de baño se hace viral en redes

Así lo confesó la colombiana en una entrevista para el diario británico The Guardian, para promocionar su documental “Shakira in Concert: El Dorado World Tour”, el cual se estrenará en varias salas del cine del país.

“Siempre pensé que algún día se irían cosas de mi vida como la belleza, la juventud y todo eso. Pero nunca me planteé que mi voz pudiera abandonarme porque la veía como algo inherente a mi naturaleza. Mi voz es mi identidad”, explicó Shakira.

Pero Shakira no solo se alejó de los escenarios, sino que, debido a su tristeza por la hemorragia y en busca de la mejor solución, también le pasó factura a su relación sentimental con el futbolista Gerard Piqué.

Mira también: ¿Cuántas veces al mes Shakira y Piqué tienen relaciones íntimas?

“Él bromeaba con eso de que los hombres siempre quieren que su mujer se quede callada, pero cuando tenía que hacerlo, él se sentía como esos presos que salen de la cárcel y no saben qué hacer en libertad. Yo tampoco lo afronté con una actitud positiva. Estaba amargada y era muy pesimista. Gerard vio lo peor de mí», afirmó la cantante.

View this post on Instagram

NY skyline!

A post shared by Shakira (@shakira) on

Shakira en su documental relató la anécdota cuando le hablaba por señas a Piqué y le daba “rabia” que no le entendiera. “Siempre estaba enfadadísima y él necesitaba que hablara. Gerard me ha visto tantas veces salir llorando porque pensaba que no podría volver a mi carrera. Me decía que no quería un futuro con una mujer amargada, que todos estaban haciendo música por ahí mientras yo estaba encerrada en casa con los niños. Sal ahí y ponte a trabajar”.

Los médicos le dijeron que necesitaba cirugía, pero no estaba convencida. En cambio, intentó la hipnosis y la meditación e incluso fue a Lourdes (Francia) a buscar agua bendita.

“O necesitaba cirugía o intervención divina”, dijo la cantante. Cuando su voz finalmente regresó, sin una operación, “sentí que estaba teniendo algún tipo de experiencia religiosa”