Un grupo de sacerdotes rusos en la ciudad de Tver, Rusia, sobrevolaron la localidad arrojando agua bendita desde una aeronave para evitar el consumo de alcohol y lujuria en el municipio.

La ciudad de Tver, ubicada a 182 km. al noroccidente de Moscú en la vía que conduce hasta San Petersburgo, según dice CNN, es una de las ciudades más mesuradas en cuanto al consumo del alcohol en el país donde el vodka es una bebida icónica de la cultura popular.

Lee también: ¡Papelón! Una falla de sonido en concierto de André Rieu empañó la presentación del holandés

El medio estadounidense indica que esta clase de vuelos se vienen realizando anualmente sobre Tver desde 2006, y forma parte de una campaña estatal llamada ‘Rusia sobria’ que patrocina el gobierno.