El documental  ‘Robin’s Wish’ cuenta detalles de lo que fueron los últimos días del actor, Robin Williams.

El 11 de agosto de 2014, uno de las figuras más importantes del mundo del cine decidió terminar con su vida.

Robin Williams, con tan solo 63 años de edad, se suicidó al ahorcarse desde un armario en su residencia en la que se encontraba solo.

Aunque muchos aseguraron que murió debido a la depresión que padecía, el documental ‘Robin’s Wish’ revela lo que realmente le sucedía al actor.

El ganador de un Premio Oscar por la película ‘El indomable Will Hunting’ (1997), el famoso vivía “una montaña rusa de esperanza y desesperación”.

El documental biográfico ‘Robin’s Wish’, dirigido por Tylor Norwood, se relata con extrema crudeza la lucha que sostuvo contra una enfermedad llamada ‘Lewy Body Dementia’.

“¿Puedes imaginarte el dolor que debió sentir cuando se dio cuenta de que su mente se estaba desintegrando? Y además debido a algo desconocido”, explica su viuda Susan Schneider Williams.

Shawn Levy, quien lo dirigió en su última cinta ‘Una Noche en el Museo 3’, describió al diario ‘El País’ de España lo que sentía el actor durante esa epoca.

“Robin Williams estaba muy frustrado. Recuerdo que me dijo: ‘Ya no soy yo. No sé qué me está pasando. Ya no soy yo. Cuando llevábamos un mes de rodaje, era evidente que algo le pasaba. Su mente ya no funcionaba a la misma velocidad. Su chispa se había apagado. Tuvimos que reformular algunas escenas para que las pudiera grabar, fue más trabajoso para mí, pero hubiera hecho cualquier cosa por Robin”, afirmó el director.

En el documental, disponible en algunas plataformas digitales, Susan Schneider Williams cuenta lo aterrador que fue para ellos vivir esta situación.

“Durante el último año de su vida, Robin se enfrentó a ansiedad, paranoia, insomnio, aterradoras realidades alteradas y una montaña rusa de esperanza y desesperación. Con el cuidado de nuestro equipo médico perseguimos un desfile incesante de síntomas pero con muy poca ganancia. No fue hasta después de la muerte de Robin, en la autopsia, que se reveló la fuente de su terror: tenía la enfermedad de cuerpos de Lewy difusos”, aseguró su exmujer.

Ante este hallazgo, los médicos y sus familiares quedaron sin palabras, pues eran uno de los peores que habían visto.

“Con la ayuda invaluable de los principales expertos médicos, vi que lo que Robin y yo habíamos pasado, finalmente tenía sentido, nuestra experiencia coincidía con la ciencia. Y lo que descubrí en el camino fue más grande que yo y más grande que Robin. La historia completa fue revelada durante la realización de esta película y contiene la verdad que Robin y yo estábamos buscando”, añadió.