Ante la llegada de la nueva normalidad, los restaurantes deben adaptarse a las diferentes dinámicas para atender a sus clientes.

Por esta razón, son muchos los protocolos de bioseguridad que tiene que cumplir dichos establecimientos ante su reapertura.

Aislamientos de las mesas, atención al aire libre y cubículos especiales son algunas de las estrategias de los restaurantes para combatir la pandemia.

Así se puede evidenciar en las calles bogotanas en donde ya existen particulares lugares para consumir alimentos.

Este es el caso de un espacio ubicado en la Zona T, una de las más transitadas de la ciudad, y en la que un cubículo ha llamado la atención.

Publicidad

«Como para soltar un gas» o «¿Qué pasa si se mete un mosco?», son algunos de los interrogantes que se hacen los comensales cuando ven este curioso espacio.

Este cubículo hace parte de dicho pasaje comercial que se está reactivando con una gran afluencia de visitantes.

Además de estas opciones existen otras que han sido recomendadas por los ciudadanos.

Este es el caso de la Plaza Distrital de Mercado de La Perseverancia que diseñó un completo módulo al aire libre para sus comensales.