En las últimas horas, El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) emitió una alerta sanitaria ha ordenado el retiro preventivo de todos los lotes de las pastillas Ranitidina.

De acuerdo con el comunicado oficial del Invima, la orden se da debido al posible riesgo de presencia de niveles inaceptables de la Nitrosamina nitrosodimetilamina (NDMA) en el producto.

Las Nitrosaminas están clasificadas por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), como «probablemente carcinogénica» (categoría 2).

Las pastillas de Ranitidina son recetadas para controlar la acidez en el estómago y para el manejo de dispepsias, úlceras y otros desequilibrios gástricos.

Medidas a Tomar, según el Invima

  1. Si usted consume el medicamento Ranitidina en cualquiera de sus presentaciones orales debe considerar el uso de otros productos de venta libre aprobados para esas indicaciones. A la población en tratamiento con Ranitidina debe acudir a su médico para cambiarla por un tratamiento alternativo.
  2. Si ha presentado algún evento adverso, asociado al consumo de este producto, repórtelo de manera inmediata a través del sitio web del Invima en «Medicamentos y productos biológicos» -«reporte de eventos adversos para pacientes».

Tenga en cuenta que la suspensión de la venta se hace sobre los productos orales y no para las formas inyectables.