Una mujer, a sus 21 años, renunció a su trabajo normal, porque se dio cuenta que actuar, literalmente como un cachorro, le hacía ganar hasta 100 veces más.

Se trata de Jenna Phillips, de Texas (Estados Unidos), quien abandonó su trabajo en una óptica para dedicarse a realizar su contenido, el cual es publicado en OnlyFans, una página de contenido para adultos.

Con el nombre de usuario ‘yourpuppygirljenna‘, la joven también hace videos para TikTok y se ha convertido en su principal fuente de ingresos haciéndose pasar por un cachorro.

En su cuenta de contenido para adultos tiene suscriptores que pagan 20 dólares para ver su contenido exclusivo en el que persigue pelotas, camina con una correa y toma baños; en la mayoría de ellos se encuentra desnuda.

“Hago videos personalizados, y lo máximo que he cobrado por un video fue USD 1.200. Si alguien me dice lo que quiere, le daré una cita. Cuanto más excéntrico lo quieras, más costará”, así lo explicó la mujer al portal británico Unilad.

Publicidad

¿Cómo se le ocurrió la idea?

La joven a revelado en varios medios que a ella siempre le ha gustado actuar como un “cachorro” y que ahora que le puede sacar dinero, la hace aún más feliz.

«Siempre he actuado como un cachorro, pero no de forma sexual al principio. Solía ​​fingir que era un cachorro cuando era pequeña. Realmente amo los elogios, me encanta escuchar ‘buena chica’. Hace que mi corazón se derrita cada vez”, aseguró Jenna.

En una entrevista con Mirror, dijo que dos hombres en Chicago le hablaron de todo el universo que hay alrededor de las personas que se sienten mascotas y comenzó a informarse sobre ello.

Según la mujer, el contenido de personas actuando como mascotas, suele ser de hombres y para hombres. Las chicas suelen ser gatitos, zorros o conejos, por lo que decidió comenzar a subir vídeos más eróticos imitando perros.

“Pensé, ¿por qué no creo el mercado? Sé que hay una demanda, así que, ¿por qué no la proporciono? Ahora es mi trabajo a tiempo completo. Mis ingresos han aumentado 100 veces desde que empecé a generar contenido de juegos para cachorros. Estoy ganando seis cifras al mes”, indicó.

Jenna aseguró que a lo único que se ha negado es a interactuar con perros reales. “No hay animales involucrados en mi filmación y nunca habrá”, dijo la joven.