El deportista se realizó un tercer tatuaje en honor al pequeño Salvador, quien nació producto de su noviazgo con la presentadora, Melina Ramírez.

A pesar de separarse de la madre su hijo, Mateo Carvajal sigue llevando a su único hijo en el corazón y en su piel, luego de que el hombre de 28 años de edad plasmara una nueva imagen del pequeño en su cuerpo.

En esta ocasión, el atleta se tatuó en una de sus piernas una fotografía en la que aparece muy sonriente y alzando a Salvador.

Dicha imagen, que es una de las favoritas del hombre y sus millones de seguidores, se encuentra en sus publicaciones de Instagram.

Por su parte, Melina Ramírez se tomó unas vacaciones junto a sus padres y su pequeño hijo, Salvador, quien conoció la playa por primera vez junto a su bella madre.

View this post on Instagram

Dios eres tan bueno con nosotros 💙 GRACIAS!

A post shared by Melina Ramírez Serna (@melinaramirez90) on