El cantante Jessi Uribe está dando de qué hablar en redes sociales por la lujosa casa que adquirió en Bucaramanga, donde pasa la cuarentena con su familia.

Por medio de fotos y videos en su cuenta de Instagram, sus seguidores han ido conociendo el predio de dos pisos que tiene, entre otros, una piscina con tobogán.

La casa es tan grande, que el artista pudo adecuar uno de los espacios para su gimnasio personal, en el que trabaja para consolidar el resultado de su liposucción.

Una de las cosas que más llamó la atención de los usuarios en Instagram fue una mesa de ping pong, la cual tiene el nombre del artista y el logo del Real Madrid.

El traslado de Jessi Uribe a la capital de Santander no ha estado exento de polémica, puesto que se sabía que el cantante estaba con su novia, la cantante Paola Jara, en Medellín.

Sin embargo, parece que Uribe aprovechó una aparente flexibilidad en las medidas de cuarentena de las autoridades para estar con su familia en Bucaramanga.

De todas formas su manager, Rafael Mejía, le confirmó a la emisora La FM que el artista de música popular deberá regresar a la capital de la montaña, donde realizará, junto a su pareja, el concierto virtual del próximo 20 de junio.