El video ha conmovido a varios, pues el hombre debe negar un abrazo a su pequeño hijo luego de terminar turno. Todo para protegerlo de un posible contagio de coronavirus.

Los protagonistas de la emotiva historia son un enfermero y su hijo, quien emocionado salió a recibirlo a la puerta, pero el hombre prefiere con tener contacto con él por temor a contagiarlo con el COVID-19.

Mira también: Sacerdote transmitió misa en vivo y sin querer activó filtros

El momento ha sacado lágrimas a varios usuarios de redes sociales, puesto que el trabajador de la salud llora desconsolado en el piso, mientras que su pequeño lo mira desconcertado por la reacción de su padre.