Las autoridades de una isla sueca decidieron emprender una singular cruzada contra la COVID-19 mediante ocho caballeros medievales, que se pasean con sus armaduras para recordar a los turistas que deben guardar distancia entre sí.

 

«Tenemos tres mensajes: respeten las distancias, lávense las manos regularmente y no salgan si no se sienten bien», explicó a la AFP Lennart Borg, el creador de la iniciativa en la isla de Gotland, en el mar Báltico.

 

Los ocho caballeros, con elegantes armaduras dignas del siglo XII, se pasean a caballo para proclamar las demandas oficiales. Todos ellos trabajan para la empresa Torneamentum, que habitualmente reproduce torneos medievales en Gotland durante el verano.

 

A causa del coronavirus, la justa medieval de este año ha sido anulada, así que los trabajadores de la empresa aceptaron ensillar sus monturas para su nueva misión: dar la bienvenida a los turistas en el puerto de la isla.

Publicidad

 

Pero su misión no termina ahí: los caballeros deberán ahuyentar toda tentación de los turistas de concentrarse en cualquier punto de la isla.

 

Gotland está situada en el sureste de Suecia, y es un lugar privilegiado por el turismo local. Con poco más de 58.000 habitantes, en 2018 acogió a 950.000 visitantes, y este año, a causa del cierre de fronteras y de otras restricciones a causa de la covid-19, las visitas de los suecos han aumentado.

 

La ciudadela de Visby, la principal urbe de la isla, está rodeada por un muro construido entre los siglos XIII y XIV.

 

 

*Con información de AFP