Desde este viernes en la madrugada y hasta el próximo lunes muy temprano en la mañana se podrá observar la primera ‘superluna de nieve’ de este año. Un fenómeno astronómico que ha maravillado a las personas desde hace miles de años.

Según explica la Nasa, la órbita de la Luna alrededor del planeta es ligeramente elíptica. Esto significa que, en algunos tramos de su recorrido, este satélite está más cerca de la Tierra, trecho que se conoce como «perigeo».

Una superluna es una luna llena que se forma cuando está orbitando en el punto más cercano a la Tierra, es decir, en el perigeo.

Según los expertos, las superlunas pueden parecer hasta un 14 por ciento más grandes y hasta un 30 por ciento más brillantes que las lunas llenas normales.

Para este año, y según astrónomos, en América, los mejores momentos para observar la luna serán en la noche del sábado, mientras que, para Europa, Asia, África y Australia, las mejores vistas se darán antes del amanecer del domingo.

¿Por qué se llama así?

El nombre de «superluna de nieve» viene desde hace miles de años debido a que algunas tribus nativas norteamericanas la llamaban así porque este es el mes en el que suelen caer las nevadas más fuertes en el hemisferio norte.

De acuerdo con el medio español La Vanguardia, pese al interés mediático y social que generan, las superlunas no son importantes para la comunidad científica e incluso el nombre que reciben está más ligado a la astrología y al folklore popular, que a nada relacionado con ciencia.