La modelo estadounidense Lauren Wasser ha librado con valentía una fuerte lucha contra el síndrome de shock tóxico (TSS por su sigla en inglés), un trastorno poco frecuente provocado por la intoxicación con una toxina bacteriana que tiene una conexión con el uso productos de higiene.

Lauren padece de este shock tóxico cuando a sus 24 años, en 2012,  sufrió un ataque cardíaco masivo y desarrolló una gangrena en sus piernas. Tras investigaciones y diferentes exámenes, sus médicos determinaron que la infección fue causada por un tampón contaminado.

Te puede interesar: Nació bebé de un embrión que fue congelado hace 25 años

Cinco años después y en una emotiva carta pública que escribió para la revista In Style, Wasser narró que ahora enfrenta un nuevo martirio porque podría perder su otra pierna, según le aseguraron los especialistas.

“Estoy sufriendo un dolor insoportable a diario. En unos meses, inevitablemente me amputarán la otra pierna y no hay nada que pueda hacer al respecto. Pero lo que puedo hacer es ayudar a asegurarme de que esto no le pase a los demás”, relató la modelo para la revista.

La modelo se convirtió también en activista y está presionando para que se promulgue una legislación que inste a los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos a realizar más investigaciones sobre si los productos de higiene femenina son seguros.

“El Síndrome de Shock Tóxico me costó la pierna, pero, años después y desde entonces, me he dedicado a crear conciencia sobre la prevención de TSS. Me siento cómoda en mi nuevo papel como defensora contra un mal que afecta a miles. Quiero educar a las mujeres sobre los riesgos potenciales de usar tampones. TSS ha estado matando y lastimando a las mujeres durante más de 30 años: dejemos que eso suceda. ¿Cuántas vidas va a tomar para que algo cambie?”, escribió.

Mira también: ¡Duerma desnudo! Es bueno para su salud

https://www.instagram.com/p/BXIvdraBq7S/?taken-by=theimpossiblemuse

¿Cómo reducir el riesgo de sufrir el Síndrome del Shock Tóxico?

De acuerdo con Eva y Tampax, una marca multinacional de productos de higiene femenina esto es lo que puedes hacer para reducir el riesgo de contraer esta enfermedad:

  • Cambia tu tampón regularmente cada 4-8 horas. Nunca utilices un tampón durante más de 8 horas.
  • Utiliza siempre la mínima absorción adecuada a tu flujo menstrual.
  • Asegúrate siempre de quitarte el tampón antes de colocar otro nuevo.
  • Asegúrate de retirar tu último tampón al finalizar la menstruación.
  • Los tampones están diseñados para absorber únicamente flujo menstrual. No utilices un tampón como método de protección antes de la llegada de la menstruación o para absorber flujo vaginal no-menstrual.
  • Es aconsejable utilizar compresas en lugar de tampones al menos una vez al día durante tu regla, idealmente durante la noche.