La Liendra contó cómo era su vida cuando era “pobre. Ante estos, varios internautas le reprocharon por su actual forma de ser.

Uno de los creadores de contenido que más da de qué hablar por estos días es Mauricio Gómez más conocido como La Liendra.

Hace poco, por medio de las historias de su perfil de Instagram, se activó la temáticas de preguntas y varios internautas corrieron a preguntarle por diferentes aspectos de su vida tanto laborales como personales.

Sin embargo, los que más resaltaron fueron los relacionados con su vida antes de ser famoso. Allí el joven pereirano se sinceró y aseguró que antes de trabajar con contenidos en Instagram, laboraba en fincas.

Fui a fincas porque allá a uno lo dejaban trabajar sin estudio y siendo menor de edad. Cogí tomate, naranja, guayaba, repartí lavadoras en un triciclo y empaqué plátanos”, relató.

Cabe mencionar que en dichas revelaciones, La Liendra confesó que solo estudió hasta grado once, pero al mismo tiempo trabajaba para ayudarle a su mamá con los gastos de la casa.

Cuando a Mauricio le empezó a ir bien en Instagram, decidió alejarse de amistades que, según él, no tenían buena reputación.

Me empezó a ir bien y me puse selectivo con mis amistades, ya no me gusta andar con gente que consume drogas, que roba, que mata, que tiene enemigos”, detalló.

Sin embargo, La Liendra resaltó que en su infancia fue muy feliz a pesar de las carencias: “Yo fui el pobre más feliz, mi infancia no tiene precio. Cuando uno no tiene nada, qué le va a hacer falta, por eso fui muy feliz con el huevito, el arroz y jugando”.

Estas revelaciones fueron replicadas en perfiles de Instagram donde se comparte contenidos de famosos y generaron reacciones de admiración, pero también de crítica relacionados con “lo mucho que ha cambiado” teniendo en cuenta su forma de ser.