Al finalizar la presentación de James Rodríguez en Al Rayyan, su nuevo equipo, ocurrió un hecho que incomodó al colombiano tras su llegada a Catar.

 

Tras su paso por equipos históricos como el Real Madrid y Bayern Múnich, el volante está listo para iniciar una nueva etapa en una liga de bajo nivel, pero que le permitirá sumar minutos para aspirar a estar en la selección Colombia.

 

Luego de posar con su camiseta número 10 ante cientos de aficionados y mostrar su talento con el balón, James Rodríguez se dispuso a compartir con los hinchas que le pedían algún tipo de recuerdo para llevarse a sus casas.

Por esta razón, el jugador de 30 años de edad empezó a lanzar camisetas hacia la tribuna, desatando la locura de los que estaban presente.

Sin embargo, un integrante de la logística del Al Rayyan tuvo que detener a James Rodríguez, quien no paraba de repartir prendas.

 

Para muchos, el hombre tomó de mala manera el brazo del colombiano y le arrancó varias camisetas que este tenía.

 

Visiblemente confundido, James Rodríguez no podía creer lo que estaba ocurriendo, a tal punto de que su reacción se hizo viral en redes sociales.

Al parecer, la actitud del árabe se debía a que el futbolista tenía que cumplir con más compromisos entre los que se encontraba la rueda de prensa y la toma de otras fotografías.