Ad
Ad
Ad
Ad
Ideas Útiles

Consejos para mantener el recipiente en el que se carga el almuerzo impecable

Descubra como lavar la ‘coquita’ del almuerzo para evitar malos olores después de usarla.

Ad
recipiente almuerzo
Imágenes: canva

En la rutina diaria de llevar el almuerzo al trabajo en recipientes reutilizables, puede surgir el problema de lidiar con olores persistentes. Aquí algunos prácticos consejos para mantener los recipientes frescos y libres de malos olores:

Lavar el recipiente inmediatamente. La limpieza rápida evita que los restos de comida contribuyan a olores desagradables. Usar agua caliente y jabón, empleando una esponja o cepillo suave para llegar a todas las áreas y eliminar residuos de alimentos.

El vinagre blanco es un desodorizante natural eficaz. Prepara una solución de agua y vinagre blanco, deja reposar unos minutos y enjuaga bien. Este método ayuda a neutralizar olores no deseados.

Si persisten los olores, probar con bicarbonato de sodio. Espolvorea en el recipiente y frota con una esponja húmeda. El bicarbonato de sodio actúa como un absorbente de olores, dejando el recipiente fresco.

Las cáscaras de limón o naranja son opciones cítricas que desodorizan eficazmente. Coloca las cáscaras en el recipiente y llénalo con agua caliente. Deja reposar durante la noche para obtener un aroma fresco.

Asegúrate de que el recipiente esté completamente seco antes de guardarlo. La humedad puede propiciar olores desagradables y el crecimiento de bacterias.

En casos persistentes, espolvorea bicarbonato de sodio seco en el recipiente y deja reposar durante la noche antes de enjuagar.

Estos consejos simples te ayudarán a mantener tus recipientes de almuerzo limpios y libres de malos olores, asegurando una experiencia de comida agradable en el trabajo.

Temas Relacionados:

Ad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News