Publicidad
Ideas Útiles

¿Cómo realizarse un autoexamen de mamas? Conoce algunos consejos

El cáncer de mamas puede ser silencioso. Es importante hacerse autoexámenes con regularidad.

Publicidad
como-realizarse-un-autoexamen-de-mamas-conoce-algunos-consejos
Foto: Pixabay

El cáncer de mamas puede ser silencioso. En muchos casos es hallado tarde y su reversión es casi imposible. Por eso es importante que con regularidad, las mujeres, quienes son las que más sufren de esta afectación, se realicen por mes un autoexamen para detectar bultos o masas fuera de lo común y busquen atención inmediata.

El cáncer de mamas es la causa de muerte más común entre las mujeres a nivel global según la OPS. Esta afectación, que no es ajena en América registró, para 2020, 210,000 nuevos diagnósticos de cáncer de mama en América Latina y el Caribe, y casi 68,000 muertes. Se detecta, prematuramente en mujeres menores de setenta años.

En Colombia, según el Ministerio de Salud, se presentron entre 2010 y 2020, 22.174 decesos por el cáncer de seno. La liga contra el cáncer recomienda que las mujeres deben realizarse mamografías al menos una vez por año. Sin embargo, cuando superen los cincuenta años, es recomendable hacer dos anualmente.

Pese a lo anterior, todas pueden hacerse autoexámenes para la identificación y prevención de masas en el tejido mamario. Sin embargo, siempre es importante hacer visitas médicas con el fin de saber si en efecto se trata de masas malignas o benignas y qué proceso debe seguirse con respecto a cada una.

Algunos consejos para realizarse autoexamen de mamas

El mejor momento para hacerse un autoexamen mensual de las mamas es entre 3 y 5 días después del comienzo del periodo menstrual. Es importante hacerlos siempre al mismo momento cada mes. Las mamas no se encuentran sensibles o con protuberancias en ese tiempo en su ciclo menstrual. Si has llegado a la menopausia, entonces programa un día específico por cada mes.

Empieza por acostarte boca arriba. Es más fácil examinarse todo el tejido mamario si está acostada.

  • Coloca la mano derecha por detrás de la cabeza. Con los dedos del medio de la mano izquierda presiona suave pero con firmeza haciendo movimientos pequeños para examinar toda la mama derecha.
  • Luego, estando sentada o de pie, palpa tu axila, ya que el tejido mamario se extiende hasta esta zona.
  • Presiona suavemente los pezones, verificando si hay secreción. Repite el proceso en la mama izquierda.

Luego, párate frente a un espejo con los brazos a los lados.

  • Mira las mamas directamente y en el espejo. Busca cambios en la textura de la piel, como hoyuelos, arrugas, abolladuras o piel que luzca como cáscara de naranja.
  • Igualmente, observa la forma y el contorno de cada mama.
  • Revisa para ver si el pezón está hundido.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News