Publicidad
Cargando...
Ideas Útiles

Cómo limpiar la nevera: consejos para que sea rápido y fácil

Aprenda cómo limpiar y mantener su nevera en perfectas condiciones para garantizar la frescura y seguridad de sus alimentos.

Publicidad
Cómo limpiar la nevera
Foto AFP

La nevera es uno de los electrodomésticos más importantes en nuestra cocina, ya que permite conservar los alimentos en condiciones óptimas. Sin embargo, con el tiempo, es inevitable que se acumulen restos de comida, olores desagradables y posibles bacterias. Por eso, es fundamental realizar una limpieza regular para mantener la higiene y el buen funcionamiento de este aparato tan útil.

A continuación, le presentamos una guía paso a paso para limpiar su nevera de manera eficiente:

Preparación:

Comience por desconectar su nevera de la corriente eléctrica para evitar accidentes.

Vacíe completamente el contenido de la nevera, retirando todos los alimentos, estantes, cajones y compartimentos. Deseche aquellos alimentos caducados o en mal estado.

Limpieza interna:

Prepare una solución de agua tibia y detergente suave o vinagre blanco. Estos productos son seguros y efectivos para limpiar el interior de la nevera.

Con un paño o esponja suave humedecida en la solución, limpie meticulosamente todas las superficies internas, incluyendo las paredes, estantes, cajones y compartimentos. Preste especial atención a las zonas donde se acumulan manchas o derrames.

Enjuague el paño o esponja con agua limpia y vuelva a limpiar todas las superficies para eliminar cualquier residuo de detergente o vinagre.

Descongelación y limpieza del congelador:

Si su nevera cuenta con un congelador, es importante descongelarlo regularmente para evitar la acumulación excesiva de hielo. Siga las instrucciones del fabricante para realizar esta tarea.

Una vez descongelado, lave el congelador utilizando la misma solución de agua tibia y detergente suave o vinagre blanco.

Asegúrese de limpiar también la bandeja de goteo, ubicada en la parte trasera de la nevera, donde se acumula el agua de deshielo.

Limpieza externa:

Con un paño humedecido en agua y detergente suave, limpie la parte externa de la nevera, incluyendo las puertas, los paneles y las asas. Si su nevera es de acero inoxidable, utilice productos específicos para este tipo de superficies.

No olvide limpiar los sellos de las puertas, ya que pueden acumular restos de comida y suciedad.

Reorganización y mantenimiento:

Una vez que todas las superficies estén limpias y secas, vuelva a colocar los estantes, cajones y compartimentos en su lugar.

Organice los alimentos de manera adecuada, colocando los productos perecederos en las zonas más frías y evitando obstruir las salidas de aire.

Realice una limpieza regular de su nevera, al menos cada 3 meses, para mantenerla en óptimas condiciones higiénicas.

Siguiendo estos consejos y dedicando un poco de tiempo a la limpieza de su nevera, podrá disfrutar de alimentos frescos y saludables, al tiempo que prolonga la vida útil de su electrodoméstico.

Le puede interesar: Consejos para cocinar de manera saludable en la freidora de aire

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News