Ad
Ad
Ad
Ad
Ideas Útiles

Cómo limpiar el piso laminado: consejos para mantenerlo brillante y en buen estado

El piso laminado es una opción popular para quienes buscan una superficie atractiva y duradera en sus hogares. Siguiendo estos consejos de limpieza, podrá mantenerlo en buen estado y disfrutar de su belleza durante muchos años. 

Ad
Cómo limpiar el piso laminado
Foto creada con Bing Image Creator

El piso laminado es una opción popular para muchos hogares debido a su durabilidad, apariencia atractiva y facilidad de mantenimiento. Sin embargo, para mantenerlo en buen estado y prolongar su vida útil, es importante seguir algunas pautas de limpieza adecuadas. En este artículo, compartiremos consejos prácticos sobre cómo limpiar y cuidar el piso laminado, para que pueda mantenerlo brillante y en óptimas condiciones.

Barrer o aspirar regularmente:

La primera regla para mantener su piso laminado limpio es realizar una limpieza regular. Barrer o aspirar al menos una vez al día ayuda a eliminar la suciedad, el polvo y los pequeños residuos que pueden rayar la superficie del laminado con el tiempo. Utilice una escoba de cerdas suaves o una aspiradora con un accesorio de cepillo suave para evitar dañar el piso.

Limpiar con una mopa húmeda:

Además de la limpieza diaria, es importante realizar una limpieza más profunda de vez en cuando. Para ello, utilice una mopa de microfibra ligeramente humedecida con agua tibia. Evite el exceso de agua, ya que el piso laminado no es resistente a la humedad. Siempre es recomendable consultar las instrucciones del fabricante para conocer las recomendaciones específicas de limpieza.

Utilice productos de limpieza suaves:

Al limpiar el piso laminado, evite el uso de productos de limpieza agresivos, como lejía o amoníaco, ya que pueden dañar la capa protectora del laminado. En su lugar, opte por productos de limpieza suaves y específicos para pisos laminados, que puede encontrar en tiendas especializadas. Además, evite los limpiadores en aerosol, ya que pueden dejar residuos aceitosos o jabonosos difíciles de eliminar.

Cuidado con derrames y manchas:

Si se produce un derrame en el piso laminado, es importante limpiarlo de inmediato para evitar que se filtre en las juntas y cause daños. Utilice un paño suave o papel absorbente para secar el líquido de manera delicada y evite frotar enérgicamente. Para las manchas difíciles de quitar, puede utilizar un limpiador específico recomendado por el fabricante o una solución de agua tibia con vinagre blanco.

Evite arrastrar muebles pesados:

El piso laminado puede dañarse fácilmente si arrastra muebles pesados u objetos afilados sobre su superficie. Para evitar rayones y abolladuras, utilice almohadillas protectoras debajo de los muebles o levántelos para moverlos. Asimismo, evite el uso de zapatos con tacones puntiagudos o suelas ásperas, ya que también pueden causar daños en el piso laminado.

Mantener el piso seco:

La humedad excesiva puede dañar el piso laminado, por lo que es importante mantenerlo seco en todo momento. Si derrama agua durante la limpieza, séquelo inmediatamente con un paño absorbente. Además, evite el uso de trapeadores mojados, ya que el agua puede filtrarse en las juntas y causar daños irreparables.

El piso laminado es una opción popular para quienes buscan una superficie atractiva y duradera en sus hogares. Siguiendo estos consejos de limpieza, podrá mantenerlo en buen estado y disfrutar de su belleza durante muchos años.

Le puede interesar: Así podrá convertir cualquier televisor en un Smart TV

Temas Relacionados:

Ad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News