La feria CES 2020 (Consumer Technology Association) que se llevó a cabo en Las Vegas, tuvo entre sus novedades a un curioso robot llamado ‘Lovot’.

Este personaje de la companía japonesa Groove X ofrece a los humanos cariño, con el propósito de que los haga más felices.

Para dar ‘amor’, el robot está programado para preocuparse por su usuario, sonreírle o incluso hablarle si siente que está desanimado.

Para esto, la máquina cuenta con sensores en 20 lugares de su cuerpo que evitan que se caiga o se golpee.

Adicionalmente, tiene una temperatura similar a la de los humanos y es sensible al tacto.

También se programa con voces habituales y está configurado para dar muestras constantes de cariño. Esto último se logra a través de inteligencia artificial, desarrollada para interpretar los sentimientos de las personas.

Una de sus novedades es una cámara funcional, que le sirve para observar y seguir a su usuario (incluso en las noches).

Su valor en el mercado es USD $2.745 (alrededor de 9 millones de pesos). En el siguiente video puede saber cómo funciona este curioso amiguito: