Lo puedes preparar en agua o en leche, pero lo recomendable es que a este jugo de guanábana no le eches azúcar porque recuerda que las frutas ya traen su dulce.