El reconocido Laboratorio de Farmacología y Toxicología (LPT, por sus siglas en inglés) en Mienenbüttel, Hamburgo, fue cerrado tras una larga investigación de organizaciones y activistas que denunciaron experimentos por fuera de la ley con animales.

Desde octubre del año 2019, las organizaciones Cruelty Free International (CFI) y Soko publicaron un espeluznante video en el que muestran todas las formas de maltrato animal dentro del laboratorio, que sirvieron como prueba para que las autoridades ahora ordenaran cerrarlo desde febrero.

⚠ Alerta: Imágenes explícitas ⚠

Justamente, la directora de asuntos públicos del CFI, Kerry Posttlewhite, calificó como una “gran victoria” para los activistas el cierre del laboratorio, complementando que “el nivel de crueldad hacia esas especies y las violaciones legales descubiertas por nuestra investigación es algo completamente inaceptable”.

Publicidad

Las pruebas de las actividades ilegales dentro del laboratorio fueron conseguidas gracias a que un activista encubierto logró ser contratado por el laboratorio desde diciembre de 2018 hasta abril de 2019, y fue el encargado de grabar todas las pruebas que le hacían a perros, monos, gatos y conejos.

En las imágenes se aprecia a varios monos retorciéndose de desesperación sujetados del cuello, perros de raza Beagle encerrados en jaulas con charcos de sangre, orina y excrementos, y otro tipo de deplorables condiciones en las que mantenían a los animales.