Luego de que se volviera viral la idea de que los tapabocas eran perjudiciales para los niños, hablamos con expertos y esto fue lo que confirmaron:

Antes de continuar con la información, te recomendamos averiguar y confirmar bien la información que te llega por cadenas en redes sociales o por el correo. En este caso, el uso de tapabocas no afecta la salud de los más pequeños.

No dejes de leer: ¿Qué cara del tapabocas debe ir hacia afuera y cuál hacia dentro?

Desde principios de febrero pasado, un meme viralizado en redes sociales asegura que el uso de mascarillas dañan la salud de los niños, incluyendo la aparición de enfermedades como neumonía y cáncer, entre otros impactos negativos. Sin embargo, los supuestos efectos nocivos no encuentran respaldo en la literatura científica y fueron descartados por expertos consultados por AFP Factual.

Una búsqueda inversa de la imagen revela que la figura del niño fue tomada de una publicidad de máscaras de tipo KN95 para niños.

El meme, además, incluye códigos QR que llevan a otros contenidos.

Niños y mascarillas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el uso de mascarillas no sea obligatorio para los niños de hasta cinco años “en aras de la seguridad y el interés general del niño y dada su incapacidad de utilizar adecuadamente una mascarilla con una asistencia mínima”.

Por otro lado, para aquellos entre seis y 11 años, según la OMS y UNICEF, la decisión de su utilización queda supeditada a consideraciones como si hay transmisión generalizada de covid-19 en donde vive el niño, el acceso a las mascarillas y la posibilidad de mantener su higiene, entre otros factores.

No dejes de leer: ¿Sí o no? Polémica por recomendación al uso de tapabocas quirúrgico y no de tela

Ten en cuenta que a partir de los 12 años, ambas organizaciones aconsejan un uso similar al de los adultos.

¿Una amenaza para los más chicos?

El meme que se ha difundido afirma que el metabolismo de un niño requiere el doble de oxígeno que el de un adulto”. Expertos consultados por la AFP explicaron que esta afirmación no es del todo correcta y que, en todo caso, no es motivo para temer a las mascarillas.

Gustavo Giachetto, médico pediatra y director de la Clínica de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, Uruguay, explicó que “los niños tienen un consumo aumentado de oxígeno, no necesariamente el doble [que un adulto]”, pero aclaró que esto se da en los niños pequeños, “los que están en pleno crecimiento, es decir, los menores de dos o tres años”.

Te recomendamos: A usar tapabocas también en casa por pico de COVID-19

El especialista reconoció que si no se siguen las “instrucciones para un uso amigable”, pueden llegar a dificultar el habla, la comunicación, pero explicó que en general “los niños se adaptan muy bien”.

“Favorecen el cáncer”: Falso

No hay evidencia científica que respalde que las mascarillas se relacionan con el cáncer, como ya verificó AFP Factual.

Pahua, de la UNAM, señaló que “de ninguna forma” se puede asociar a los tapabocas con el cáncer. “No existe evidencia científica de ningún tipo”, aseveró.

Ante la misma consulta, el oncólogo clínico argentino Tomás Soulé, sostuvo: “Todos los fenómenos inflamatorios que pueden llegar a generar cáncer son crónicos y no por utilizar mascarillas un año o una determinada cantidad de horas”. Además, destacó que “no hay ningún estudio prospectivo” que avale la afirmación viralizada. 

“Generan neumonía”: Falso

Esta afirmación también fue verificada en el pasado por AFP Factual: expertos explicaron que las mascarillas limpias y bien manipuladas no provocan neumonía.

De acuerdo al sitio de Mayo Clinic, la neumonía es una infección que “inflama los sacos aéreos de uno o ambos pulmones. Los sacos aéreos se pueden llenar de líquido o pus, lo que provoca tos con flema o pus, fiebre, escalofríos y dificultad para respirar”.