Una mujer confesó en redes sociales que sufre todo un “drama” a la hora de depilarse y culpa a varios factores, desde su falta de recursos hasta la sociedad que la obliga.

A través de un hilo de Twitter, una usuaria española se volvió viral al abrir un debate sobre los arquetipos de belleza que les imponen a las mujeres, que pese al dolor, se ven obligadas a quitarse los pelos.

“¿Puede haber algo que odie más?”, se pregunta a la vez que cuenta que desde niña ha sido como “un oso con muchísimo pelo”.

La internauta asegura que durante toda su vida probó diferentes métodos de depilación que solo le causan dolor, sobre todo la cera.

Mira también: Luna Pernía, hija de Gregorio Pernía, publicó foto de sus axilas sin depilar

Pero el primer factor que no le permite ser “feliz” con esa condición, dice, es su pobreza: “No me puedo permitir el láser, ni luz pulsada ni cosas de esas. Opciones que quedan: cera, cuchilla y crema depilatoria.”

Sin embargo, ella considera que el problema no radica en tener pelos, por el contrario, expresa que le “dan calorcito”:

Publicidad

“Me relaja tocarme las piernas cuando hay pelo… todo es positivo. Entonces, ¿cuál es el problema?¿lo adivináis? ¡Exacto! La sociedad y ser mujer”.

De todas formas, ante la presión social, la mujer explica que ha probado todas las soluciones y alternativas del mercado, pero casi siempre le afectan la piel, o termina siendo criticada.

“Encontré el perfecto, oh, milagro. Bien de precio, te dejan perfecta y encima sin hacerte daño.”, escribió entusiasmada, pero…

Te puede interesar: “No se me ha quitado el hablado ñero”: Epa Colombia

“Me critican muchísimo cuando voy con los pelanganos de la foto (de la pierna izquierda en la portada)”, sostuvo.

“En serio, no sabéis el calor que me dan. Que si no puedo esperar tanto tiempo. Que no puedo ir tan llena de pelos por ahí. Que si a mi novio no le da cosa verme así”, lamentó la usuaria.

Desafortunadamente, aunque ella les pidió que no la hirieran con esos comentarios, las mujeres del centro depilatorio la criticaban aún más. Por lo tanto, decidió no volver a ese lugar.

Como debía volver a quitarse los pelos, probó la crema depilatoria, pero ésta le olía mal: “Huele a mierda y encima no te deja bien del todo”, afirmó.

Así las cosas, confiesa que le tocó volver a la cuchilla, pero cuenta que su piel la odia; “y yo me odio por hacerle eso”, agregó.

Por otro lado, mostró sus desprecio por aquellos hombres que le dicen: “nadie te obliga a depilarte” o “lo hacéis porque queréis”.

Según ella, el problema es que la gente la mira con asco. “Si no me mirará así le aseguro que no me depilaría”, añadió.

Además, mira: ¿Maduró biche? Salomé Camargo, en bikini, mostró que ya es toda una mujer

Asimismo, critica que a los hombres no se les exige en igual manera.

“Nunca verás a alguien poniendo cara de asco al ver unas piernas de señor con pelos, ni juzgarle por ello. Digáis lo que digáis, es algo que solo se exige a las mujeres”.

Por eso, aborrece que la sociedad machista haya educado a las mujeres para usar ropa o hacer cosas para cumplir con cánones de belleza.

Finalmente, la usuaria de Twitter confiesa que volvió a usar la depilación “obligatoria” y se ha puesto muy triste.

“Me he sentido mal conmigo misma y mientras lo hacía no paraba de preguntarme por qué cojones tenía que hacerlo si lo odio”, expresó.

“Y todo eso es culpa de una sociedad de mierda que se encarga desde que somos muy pequeñas de hacernos creer que tenemos que ser como los demás digan. Estamos atrapadas dentro de un estado de supuesta libertad”, concluyó la española.

En solidaridad con la usuaria, varias mujeres publicaron fotos de sus piernas y zonas íntimas con pelo, como señal de que ya son varias las que decidieron dejar de depilarse.