La estrella del Milan, Zlatan Ibrahimovic, denunció este lunes el uso de su «nombre» y de su «cara» en el popular videojuego FIFA.

Su denuncia, realizada hacia Electronic Arts (EA), se hizo a través de dos tuits en los que también criticó a la FIFA y el sindicato de jugadores FIFPro.

El videojuego, creado en los años 1990, es uno de los más populares en el mundo, alabado por su realismo y por el uso de los nombres reales de los futbolistas, así como de sus rasgos físico, gracias a las licencias.

«¿Quién ha autorizado a FIFA EA Sport a usar mi nombres y mi cara? No me habían dicho que yo era miembro del FIFPro y, si lo soy, me han inscrito sin haberme realmente informado, de manera dudosa. Y una cosa es cierta, nunca he autorizado a la FIFA ni a FIFPro de ganar dinero conmigo», denunció el delantero sueco de 39 años a través de Twitter.

«Alguien hace beneficio con mi nombre y mi cara sin mi acuerdo desde hace años. Es hora de investigar», añadió en un segundo mensaje.

La FIFA, directamente criticada por la estrella, no pudo ser contactada.

En su versión 2020 del FIFA, el juego atrajo a unos 35 millones de jugadores en consolas y ordenadores, según la cifra comunicada por el editor estadounidense de la saga a comienzos de mes.

Horas después de la polémica, Gareth Bale, exjugador del Real Madrid, se sumó a la polémica preguntándose qué es la FIFPro.

Ante esta polémica, se conoció que esta organización protege a los futbolistas y garantiza sus intereses frente a acuerdos con marcas y patrocinadores.

Por esta razón, los creadores de videojuegos, pactan las licencias de equipos, jugadores y sus derechos cada año, para así pode usarlos.

Con información de AFP